Hal console

H.AL.

Casi todos conoceréis a HAL, el supercomputador que gobernaba la nave Discovery en “2001 una odisea del espacio”. Dice la leyenda que las siglas “HAL” son una transposición, un lugar hacia atrás en el abecedario, de “IBM”. Según su autor (A. C. Clarke) se trata de una mera coincidencia ya que HAL significa Heuristic ALgorithmic.

¿Y qué tiene que ver esto con esta historia?

Pues nada en relación con HAL y mucho si hablamos de IBM.

IBM 5100El 12 de agosto de 1981 la empresa International Business Machines comercializó el modelo IBM 5150, más conocido por IBM Personal Computer o IBM PC. No era su primer intento para entrar en la gama de computadoras domésticas. En septiembre de 1975 anunciaron su IBM 5100, fabricado completamente por ellos, al módico precio de $9.000 a $19.000 (según modelo). Pero el producto no funcionó como esperaban y decidieron montar el IBM PC con piezas y software de otras empresas.

El procesador elegido fue el Intel 8088 a 4.77 Mhz y el Sistema Operativo MS-DOS de la joven empresa Microsoft. A Bill Gates se le apareció la virgen en forma de talonario. Los representantes de IBM intentaron negociar con el creador de CP/M, Gary Kildall, para que ése fuera el S.O. que llevara su nueva máquina pero, por una fatalidad del destino, no se llegó a negociar e IBM, que tenía prisa, buscó a Gates. Su precio de salida, con una configuración básica de 16Kb de RAM y una disquetera de 5 1/4″ que podía leer discos de 160Kb, fue de $1.565 (unas 150.000 ptas de la época). Si tenemos en cuenta que el salario mínimo en España era de 25.620 ptas, la verdad es que barato no era.

IBM 5150

Este equipo tampoco tuvo el éxito esperado en el ámbito doméstico, pero sí en el de la oficina, llegándose a vender 50.000 unidades en un mes. Parte de este éxito se debe a la incorporación de la hoja de cálculo Visicalc al software disponible. Pero, en realidad, lo que determinó su hegemonía posterior fue su diseño basado en una arquitectura abierta. Esto hizo que muchas empresas se interesaran en fabricar componentes para este ordenador.

Otro factor importante fue el que Bill Gates negociara con IBM no venderle el Sistema Operativo sino venderle licencias para cada máquina. ¡Qué equivocados estaban los de IBM al aceptar y qué astuto estuvo el tío Bill!

La verdadera revolución vino cuando algunas de esas empresas se atrevieron a fabricar clónicos del IBM PC. Para ello tuvieron que aplicar ingeniería inversa a la BIOS y así, poder fabricar las suyas propias de forma que fueran legales. El primer clón lo fabricó Compaq. Las ventas de los IBM PC compatibles empezaron a dispararse y eso animó a más empresas a subirse al carro, ofreciendo cada vez más por menos.

No fue hasta 1987 cuando empezaron a verse los “compatibles” por España a nivel de Ordenador Personal para las PYMEs y en las casas. Nosotros, en PCMática, empezamos a buscar proveedores que ofrecieran equipos de calidad y de precio asequible (asequible, más que nada, para nosotros que no íbamos muy sobrados que dijéramos).

Encontramos una distribuidora en Barcelona: DATAMON, S.A. que montaba los equipos con piezas que importaba y les ponía su propia marca. Unidad de disco IBM PC 5 1/4 pulgadas con DOS 1.1Así empezamos a vender los PECEMAN con una o dos disqueteras, 256 o 512 Kb de RAM y un monitor de fósforo verde o ámbar. La tarjeta de vídeo podía ser una tipo Hércules, que ofrecía mejor calidad de vídeo pero sólo en monocromo, o una CGA (Color Graphics Adapter) que con menor calidad de visualización era capaz de manejar colores. Eso para quien podía permitirse comprar un monitor en color porque valían una pasta. Si no, te conformabas con ver los colores como una gama de tonos verdes.

Con los beneficios de las ventas de los primeros equipos, compramos algunos PCs para la tienda. Uno para el despacho, que sustituyó al Amstrad PCW 8256, alguno para la exposición y otros para un aula que montamos en la trastienda. En el aula dábamos clase de informática básica sobre todo a niños y era un reclamo más para potenciar las ventas de equipos y software. En realidad, las clases no las dábamos nosotros sino 3 amigos que se ofrecieron voluntarios y que se alternaban en la tarea docente.

La llegada de los PCs coincidió con un cambio en mi trabajo. Había llegado a los oídos de mis jefes mi pasión por la informática y como en aquellos tiempos los entendidos en el tema escaseaban, me llamaron y me ofrecieron trabajar en las oficinas para hacer tareas ofimáticas y de programación. Acepté sin pensármelo. ¡Todo el día cacharreando con ordenadores! Eso es lo que quiero. Era febrero de 1988.

Intel 8088Tuve que aprender a manejarme con el nuevo Sistema Operativo MS-DOS a marchas forzadas. Aquello era un concepto totalmente diferente a lo que estaba acostumbrado. Empecé con la versión 2.0 de ese S.O. Conocí Supercalc, una hoja de cálculo que competía con Visicalc. Mis ansias por aprender hicieron que en poco tiempo las hojas de cálculo se hicieran más grandes y más complejas y que mi jefe estuviera contento con mi trabajo cosa que a mí ni fu ni fa. Hice algunos programas en GWBASIC que era el intérprete de BASIC que venía como añadido al MS-DOS de Microsoft. La verdad es que el tema ofimático me daba bastante igual por no decir que me aburría. Así es que dedicaba los tiempos muertos a aprender a usar el S.O. en sí, los programas que lo acompañaban y a desarrollar ficheros de proceso por lotes para hacer las tareas rutinarias de forma automática.

Poco a poco fui arrinconando mi Amstrad CPC 6128 porque mi atención se centraba en los PCs. Pero no llegó a coger mucho polvo. Mi sobrino D. se encargaba de que eso no pasara, tenía 6 años y no necesitaba ayuda para poner su juego favorito en marcha.

En la tienda desmontaba los equipos para conocer el hardware de primera mano. Los primeros compatibles se construían muy robustos y el hardware era bastante fiable. Para poner una ampliación de memoria de 128Kb, para pasar de 512Kb a 640Kb, por ejemplo, había que pinchar uno a uno los 18 chips de RAM en los zócalos teniendo cuidado de no doblar ninguna patilla.

En 1988 fuimos al SIMO para conocer a nuestros proveedores y contactar con nuevos. Nos trajimos mucha información y conocimos los nuevos modelos que se pondrían a la venta después de la feria. Mi prima Ll., J. y yo nos fuimos en mi coche, también se vino un conocido, el G., que fue él sólo en su coche. Quedamos en vernos en Tarancón para continuar camino juntos, pero no revueltos, hasta Madrid. Cuando pasamos el cartel de “Madrid 3” pregunté: “¿Hemos pasado ya Tarancón?”. Nos entró la risa. Nos imaginábamos al G. esperando en Tarancón y viéndonos (o no) pasar a toda velocidad por allí. No lo vimos en todo el fin de semana. Creo que se empezaba a imaginar que intentábamos evitarlo. Yo no conocía Madrid como para moverme con soltura con el coche por sus calles y no sé cómo pero fuese adonde fuese SIEMPRE pasaba por delante de la estación de Atocha.

En el SIMO vimos el PC XT. Este modelo llevaba un disco duro de 10Mb. Todo un mundo de almacenamiento para aquel entonces. IBM PC XTLos programas no solían ocupar más de 60 Kb y para los datos que se manejaban había más que suficiente. Además, el S.O. se cargaba muy rápido desde el disco duro y lo mismo ocurría con el resto de programas. Era muy tentador.

Los precios rondaban las 200.000 ptas. pero se vendieron bien. Nosotros seguimos fieles a la marca PECEMAN durante bastante tiempo por precio y fiabilidad.

Trabajábamos con unos descuentos de un 30% aproximadamente y eso nos daba margen de maniobra a la hora de vender. Pero nos enteramos que, en la calle Albacete, había unos desaprensivos que vendían las mismas máquinas que nosotros a unos precios que suponían, para ellos, un beneficio neto de unas 1000 ptas. por máquina. Nos estaban jodiendo el negocio pero pensamos que a ese ritmo no aguantarían mucho. Prediciendo el futuro éramos unos hachas. Esa mini-tienda se convirtió con los años en una franquícia que se llamaba “salto” (en inglés). Supongo que os suena.

Ahora sí que convencí a mi tío Abraham para que comprara un PC para su negocio con la promesa de que yo le haría los programas. Además, le regalé un programa de ajedrez para cuando se aburriera de trabajar. El ajedrez le apasionaba, creo que nunca llegué a ganarle ninguna partida.

Hice los programas en GWBASIC para la gestión de clientes y proveedores y para la facturación. Fue mi conejillo de índias en el tema del software de gestión. No era para tirar cohetes pero los programas cumplían correctamente su función. Y lo bueno que tenía el invento es que mi tío siempre me tenía disponible para hacerle arreglos a los programas o añadirle funcionalidades y yo, de paso, ganaba experiencia.

“La tienda” se había convertido en algo más que una tienda. Era un lugar donde, además de trabajar, nos reuníamos con los amigos y nos lo pasábamos francamente bien. Los sábados no faltaba la comida en el “Salsita” y el bombón tocado de J.B., ni los cigarritos de la risa después. ¡Qué tiempos! A ver quién era el guapo de hablar de algo serio después de comer…

4 comentarios en “H.AL.”

  1. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.3 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Joer que envidia, me estoy dando de cuenta de que mi experiencia informatica es bastante “cutre”, XDDD, y que tiempos! 10mb de espacio de HD!! en ese espacio no coje ni el binario de la mayoria de aplicaciones de ahora :F

  2. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 7.0 en Windows Windows XP

    “Tarancón”, “Salsita”, los “tocados de JB”……
    Cómo saltan los flashes de la memória!

  3. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 7.0 en Windows Windows XP

    “Poco a poco fui arrinconando mi Amstrad CPC 6128 porque mi atención se centraba en los PCs. Pero no llegó a coger mucho polvo. Mi sobrino D. se encargaba de que eso no pasara, tenía 6 años y no necesitaba ayuda para poner su juego favorito en marcha”

    Polvo no cogía no, más bien le sacaba brillo :D durante años se lo estuve sacando… un enorme cajón lleno de diskettes llenos a su vez, de juegos, tuvieron la culpa. Creo que los probé todos. Eso fue hasta que mi tio me acompañó a comprar mi primer PC con 15 años… y ahora me doy cuenta de que acabamos comprándoselo a los tipos que fueron su competencia O_O

  4. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.5.3 en Windows Windows Vista

    “unas 150.000 ptas de la época). Si tenemos en cuenta que el salario mínimo en España era de 25.620 ptas, la verdad es que barato no era.”

    jaja… en Argentina el salario básico es de 300 dolares aproximadamente. Y los impuestos de importación son terribles… teniendo esto en cuenta entren a la pag. de Dell Argentina y comparen los precios…

    Muy bueno el blog y la nota.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario: