La vista, el oído y el tacto

Durante los años 80 aparecieron muchos ordenadores personales, similares en prestaciones pero totalmente incompatibles entre sí. La competencia entre marcas era dura. Yo seguía la evolución de cada uno de ellos por las revistas que compraba, la mayoría extranjeras (británicas concretamente y alguna francesa. No sé francés pero leer el lenguaje técnico no es difícil y el código es código).

Continuar leyendo “La vista, el oído y el tacto”

In memoriam

Los que os habéis iniciado en el mundillo informático con los “PC compatible” y, quizá, con Windows 95 ó 98, os sorprendería lo que se puede hacer con 1 Kb de RAM. La RAM siempre ha sido un recurso caro. Sin duda era la llave usada por el comercio para especular con los precios de los equipos informáticos. ¿Quieres más prestaciones?: ¡Paga y disfruta! Era, y es, el componente más sencillo de ampliar y, también, el cuello de botella más frecuente. Sobre todo en esa época en la que era impensable —por no decir imposible— cambiar el procesador por uno más potente, añadir un disco duro mayor (no existían) o una tarjeta gráfica mejor (tampoco existían). El ZX81 es una tarjeta de circuito impreso con todos los circuitos integrados soldados a ella, por lo que cambiar cualquier componente es sólo apto para manitas e iluminados. Pero dispone de una ranura de expansión a la que se puede conectar, entre otras cosas, una ampliación de memoria o una impresora térmica.

Continuar leyendo “In memoriam”