La vista, el oído y el tacto

Durante los años 80 aparecieron muchos ordenadores personales, similares en prestaciones pero totalmente incompatibles entre sí. La competencia entre marcas era dura. Yo seguía la evolución de cada uno de ellos por las revistas que compraba, la mayoría extranjeras (británicas concretamente y alguna francesa. No sé francés pero leer el lenguaje técnico no es difícil y el código es código).

Continúa leyendo La vista, el oído y el tacto