Un mucho de nostalgia

Veintiséis años pasan enseguida (1982-2008).

Tengo ganas de recordar mis inicios en la informática. Es probable que sólo me interese a mí, pero me produce un placer especial rememorar esa época de mi vida.

En 1982 residía en Barcelona. No sé por qué ese año siempre me trae a la mente a Naranjito, la mascota del mundial de fútbol que se celebró en este país. Si después de tantos años no he olvidado su imagen, no creo que se me borre ya. Una lástima y un desperdicio de RAM. No me gusta el fútbol y mucho menos esa mascota horrorosa. Es como cuando se te “pega” la cutre-canción del verano. Quizá sea debido a un “bug” del cerebro.

No importa. Inmediatamente borro a Naranjito y recuerdo “Blade Runner“. La vi de estreno en un cine de La Gran Vía de les Corts Catalanes. No recuerdo si fue el Rex o el Coliseum. Hacía mucho que no me impactaba tanto una película. Con el paso del tiempo, y después de ver el material que se ha ido publicando sobre ella, la tengo como una de las mejores películas del género.

Continúa leyendo Un mucho de nostalgia

In memoriam

Los que os habéis iniciado en el mundillo informático con los “PC compatible” y, quizá, con Windows 95 ó 98, os sorprendería lo que se puede hacer con 1 Kb de RAM. La RAM siempre ha sido un recurso caro. Sin duda era la llave usada por el comercio para especular con los precios de los equipos informáticos. ¿Quieres más prestaciones?: ¡Paga y disfruta! Era, y es, el componente más sencillo de ampliar y, también, el cuello de botella más frecuente. Sobre todo en esa época en la que era impensable —por no decir imposible— cambiar el procesador por uno más potente, añadir un disco duro mayor (no existían) o una tarjeta gráfica mejor (tampoco existían). El ZX81 es una tarjeta de circuito impreso con todos los circuitos integrados soldados a ella, por lo que cambiar cualquier componente es sólo apto para manitas e iluminados. Pero dispone de una ranura de expansión a la que se puede conectar, entre otras cosas, una ampliación de memoria o una impresora térmica.

Continúa leyendo In memoriam

La vista, el oído y el tacto

Durante los años 80 aparecieron muchos ordenadores personales, similares en prestaciones pero totalmente incompatibles entre sí. La competencia entre marcas era dura. Yo seguía la evolución de cada uno de ellos por las revistas que compraba, la mayoría extranjeras (británicas concretamente y alguna francesa. No sé francés pero leer el lenguaje técnico no es difícil y el código es código).

Continúa leyendo La vista, el oído y el tacto

Info-bas

Con cuatro años ya de andadura informática, 1986 fue un año especial. La mayoría de mis amigos conocían los microordenadores, por lo menos de vista. No recuerdo exactamente dónde surgió la idea ni a quién se le ocurrió. Quizás, si leen esto, puedan aclarárnoslo. El caso es que un día que me encontraba con dos de mis amigos (ex-compañeros del “cole” desde la E.G.B.): J.M.S.C. y F.M.R.,  me propusieron montar una tienda de informática.

Continúa leyendo Info-bas