Birrete y diploma

2³ años

La carrera de Licenciado en Informática era de cinco años en el plan de estudios que yo cursé. Aún no existían los créditos y la carrera se hacía en dos ciclos: el primero, de tres años, era común para diplomados y licenciados. Al acabar el tercer curso existía la opción de hacer el proyecto fin de carrera (PFC) y salir como Diplomado en Informática, o bien, continuar en el segundo ciclo, de dos años, y, tras realizar el PFC, acabar como Licenciado en Informática.

Se podía elegir entre dos especialidades: Gestión o Sistemas Físicos. Yo elegí la segunda. Mi experiencia en la informática de gestión me ayudó a decidirme y las asignaturas que se cursaban en Sistemas Físicos me atraían mucho más que las de Gestión. La especialidad se elegía en 2º curso.

El primer año ya os he contado que fue un poco caótico debido a la falta de tiempo y de hábito de estudio. Teníamos seis asignaturas:

  • Álgebra
  • Física
  • Inglés I
  • Cálculo
  • Fundamentos de programación
  • Informática básica

Las dos primeras las abandoné después de que me dijeran las notas de los primeros parciales. ¡Qué desastre! Inglés I lo aprobé en segunda convocatoria. Empecé a estudiar inglés en 6º de la antigua E.G.B. y acabé en C.O.U.; hasta el momento de reecontrarme con su gramática leía libros (técnicos en su mayoría), artículos, revistas, etc., sin demasiada dificultad pero carecía (y sigo careciendo) de vocabulario y la gramática la había ido olvidando poco a poco.

En la asignatura de cálculo tuve la suerte de tener un profesor que era amigo de mi primo T. lo que me ayudó a aprobarla al primer intento después de recibir unos consejillos durante la realización del examen. Que conste que sabía la respuesta a aquella maldita pregunta pero la tenía en la punta de la lengua y el profe me ayudó a escupirla. ;)

Las otras dos: Fundamentos de programación e Informática Básica, fueron sencillas. Al ser asignaturas “puras” de informática mi interés era máximo y me divertía en sus clases. En Fundamentos de programación se estudiaba el lenguaje PASCAL. De los lenguajes existentes era el que se consideraba más didáctico. Apple MacintoshLas prácticas las hacíamos en un Apple Macintosh y un compilador de PASCAL que no recuerdo.

Informática Básica era bastante nueva para mí. Aunque como aficionado a la electrónica conocía la electrónica digital, nunca la había estudiado a fondo ni la había puesto en práctica. El profesor era bastante peculiar y muy divertido. Las prácticas se realizaban con unos entrenadores que consistían en un panel agujereado sobre el que se iban insertando los zócalos para los circuitos integrados y luego había que cablear todo aquello y que funcionara, claro. Me recordaba al electroL que tuve en mi infancia. El material estaba un poco cascado y a más de uno se le quemó algún que otro circuito. Para mí era apasionante. En esta asignatura también se estudiaba el lenguaje ensamblador del PDP-11 y para las prácticas se usaba un emulador que, si no recuerdo mal, hizo un amigo (J.I.M.) para su proyecto fin de carrera.

Durante este curso mis visitas a la universidad eran fugaces. Iba a algunas clases y en cuanto acababan las que me interesaban salía pitando hacia la tienda, a visitar a algún cliente o a comprar material. ¡Estresante!

Pero en 1991 se acabó la tienda y me pude relajar un poco. Me matriculé de las dos asignaturas de primero que me había dejado. La física era dura pero me gustaba y la aprobé sin problemas, pero el álgebra se resistió hasta la 2ª convocatoria. En ese curso cogí sólo cuatro asignaturas de 2º:

  • Inglés II
  • Programación
  • Sistemas operativos
  • Unidades funcionales del computador

El inglés, que ya consideraba controlado, lo volví a aprobar en 2ª convocatoria. ¡Malditos phrasal verbs! El profesor era genial, era inglés y se tomaba las clases como si le fuera la vida en ello. Era tremendamente exagerado en sus movimientos, tanto que llegó a caerse de la silla en una ocasión. Casi me meo.

La asignatura de programación no tenía ya nada que ver con los fundamentos de primer curso. Eran palabras mayores: algortimos, cálculo de costes… El profesor era bueno y me gustó mucho la materia.

En sistemas operativos tuve la mala suerte de tener como profesor a un antiguo alumno (el P.). ¡Qué aburrimiento de hombre impartiendo clases! No había dios que no se durmiera y ni mucho menos que entendiera algo. Con lo bonita que es la asignatura. Aún así, tengo que agradecerle que me revisara el examen y me aprobara finalmente.

Por último, la asignatura estrella de 2º curso: Unidades Funcionales del Computador (u Ordenador, U.F.O.) No destacaba por su contenido, aunque también, sino por su profesora. Era de las que usaba micrófono en clase para que no nos durmiéramos, buena profesora pero estricta: la que más. Si llegabas dos minutos tarde a su clase no te dejaba entrar, previa lapidación pública. Como era la primera clase que tenía por la tarde, me las veía putas para llegar a tiempo. Yo creo que de aquí me viene un poco la afición a la Fórmula 1. La asignatura me encantó. El hurgar entre los entresijos de la UAL o la UC era fascinante y el llegar a entender cómo funcionaba aquello ya ni te cuento.

Durante el curso empecé a hacer algunas amistades y a vivir de otra manera el ambiente universitario. Las meriendas en la cafetería, los paseos por el campus, las colas en reprografía… Los dos primeros cursos los hice en las antiguas áulas que compartían edificio con las de Arquitectura. Áulas frías y desangeladas.

Al año siguiente se inauguró la nueva escuela de informática. Fue un cambio realmente significativo. Ese curso decidí tomarmelo con calma y me matriculé sólo de las tres asignaturas de 2º que no cogí el anterior por saturación:

  • Ampliación de matemáticas
  • Electrónica
  • Sistemas digitales

Las tres asignaturas me gustaban así es que, unido a que eran sólo tres, ese año fue un paseo. El profesor de Ampliación de matemáticas me recuerda al protagonista de un libro que me dejó mi amiga (G.) hace poco: “La fórmula preferida del profesor” (que os recomiendo). Estaba enamorado de las matemáticas y lo demostraba en sus clases. No podía imaginar que llegara a gustarme la variable compleja. En realidad, la asignatura la impartían dos profesores (profesor y profesora). La 2ª parte de la asignatura la impartía la profesora (la llamaban “la ampliadora”). En esta parte entraba el cálculo probabilístico y eso ya me gustaba menos por no decir nada.

Como durante ese año pude recargar las pilas, al siguiente me matriculé del curso entero. En 3º teníamos seis asignaturas:

  • Arquitectura de computadores
  • Configuración, evaluación y explotación de sistemas informáticos (CEESI)
  • Control de procesos
  • Equipos y sistemas de transmisión de datos
  • Instrumentación, técnicas de medida y mantenimiento
  • Periféricos e interfaces

TuxEse año (1993) empezó a rodar por la Universidad un Sistema Operativo nuevo, gratuíto y libre: GNU/Linux. En aquel momento yo disponía de un PC, un 386 con 4Mb de RAM y un disco de 20Mb con MS-DOS 6.22. Decidí probarlo y me pasaron una copia. Era una Slackware que ocupaba 4 ó 5 discos de 5 1/4″. Cuando llegué a casa me puse a instalarlo, hice tres particiones en el disco duro: Una para MS-DOS, otra para la Slackware y otra, obligatoria entonces, para la memoria virtual que necesitaba GNU/Linux. El instalador que llevaba la distribución era engorroso y nada intuitivo pero la intuición ya la ponía yo y las ganas también. Al final del proceso se instalaba en el MBR del disco el gestor de arranque LILO que permitía, cuando encendías el ordenador, elegir entre arrancar con MS-DOS o con GNU/Linux.

Durante aquellos años me dediqué a jugar con el S.O. Intentar que reconociera la tarjeta de sonido era una odisea. Aún hoy en día se siguen teniendo problemas para poder usar cierto hardware porque muchos fabricantes siguen ignorando incomprensiblemente a este Sistema (pero eso es otra historia).

En esos años se empezaron a popularizar las BBS. Se trataba de sistemas para compartir archivos a los que te conectabas por medio de un módem. Había BBS por todo el mundo pero, claro, conectarse directamente a una BBS de EE.UU. podía salir un poco caro, por lo que únicamente me conectaba a las españolas y si estaban en mi provincia, mejor. Mi primer módem era de 1200 baudios (1.2K) y para bajarse archivos voluminosos tenías que encender algunas velas a San Baudio para que bajara íntegro. Era excitante estar conectado a otro ordenador. Algo que, hoy en día, es como respirar.

Más tarde comenzó a imponerse Windows. Hasta la versión 3 pasó un poco desapercibido porque la calidad dejaba bastante que desear. La más popular fue la 3.1 (y la 3.11 para trabajo en grupo).

GIF animadoY llegó la internet. En la facultad había un laboratorio en el que se encontraba una máquina desde donde nos podíamos conectar. El navegador era mosaic. Un navegador rudimentario para una internet rudimentaria. Después de la experiencia de las BBS, internet era todo un mundo nuevo para explorar. Los buscadores eran poco efectivos y la red aparecía inconexa; era bastante complicado encontrar lo que buscabas. Los diseños de las páginas dejaban bastante que desear. Páginas con colores estridentes, textos parpadeantes, gifs animados… GIF animadoy el omnipresente “Sitio en construcción”.

Se formaban verdaderas colas para conectarse a la red de redes y el éxito estaba cantado. La aparición del navegador Netscape y de módems más rápidos supuso mi enganche a la red de forma ininterrumpida hasta la fecha.

La asignatura de Arquitectura de computadores la devoré. Creo que junto a la de Diseño de Sistemas Operativos de 5º fueron las que más disfruté durante la carrera. Con ella, su homónima de 4º y U.F.O. te das cuenta de la complejidad que se esconde dentro de un ordenador. Por eso, cuando alguien se queja del funcionamiento de estas máquinas, no puedo evitar el pensar “si supieras lo que se cuece ahí dentro…“.

CEESI era un tostón de tres pares de cojones. Una asignatura teórica en la que sus clases consistían en un pase de transparencias a cual más aburrida. Pronto la hora de CEESI pasó a ser la de la cervecita en la cafetería. Sólo se quedaban en clase, casualmente, los chicos (nos quedábamos, para qué lo voy a negar), sobre todo cuanto más cerca estaba el verano. Cuenta la leyenda que la profesora (A.) era guapísima y tenía un cuerpo impresionante. Pero es sólo una leyenda. ;)

Control de procesos y Periféricos e interfaces eran asignaturas interesantes y los profesores eran muy buenos. La primera se le atragantaba mucho a la gente porque tenía bastante cálculo matemático y la segunda tenía prácticas que eran complicadas pero muy divertidas.

En ETD se daban los fundamentos de las redes de ordenadores, el modelo OSI, la pila de protocolos TCP/IP, etc. y en ITMM se estudiaban los diferentes instrumentos y técnicas de medida que se usan en la electrónica digital.

Durante este curso empezaron a construir lo que hoy es mi casa y cada día, después de salir de trabajar a las 14:00, me iba a casa de mi madre a comer, a engullir mejor dicho, y salía disparado a la obra para controlar que no nos hicieran alguna pifia. Después me iba volando al politécnico para llegar a la primera clase que era a las 3 y media. Aún me pregunto cómo conseguí no tener úlceras de estómago.

Tenía claro que, ya que me había metido en el ajo de volver a estudiar, iba a ir a por todas por lo que me matriculé de 4º sin dudar. El segundo ciclo se hacía en la Facultad de Informática. Un edificio antiguo de tres plantas que parecía un ambulatorio de la S.S.

Después del éxito de 3º, 4º fue un curso muy duro. Las asignaturas:

  • Algorítmica
  • Estadística
  • Informática teórica
  • Arquitectura de computadores
  • Cálculo numérico
  • Redes de ordenadores

Eran todas, excepto redes, muy difíciles. De entrada aparqué Algorítmica y Arquitectura para el año siguiente y a Cálculo numérico me presenté directamente en la convocatoria de septiembre.

Estadística no me gustaba y sus profesores menos aún. Parecía que los hubiesen elegido aposta, tenían una mala leche increíble, eran altivos y de los que te echan de clase si te ven despistado en sus clases o hablabas con el compañero. Yo creo que la aprobé a la primera para no tener que soportarlos más.

El profesor de informática teórica era genial. Con sus jerséis de los 70 nos inundaba la cabeza con lambdas, épsilones, gramáticas y teorías de autómatas. Este tipo de asignaturas crípticas, como las matemáticas, tienen algo que me atrae. En el momento de estudiarla no sabía que con el tiempo acabaría utilizando lo aprendido, casi a diario, con los compiladores y las expresiones regulares.

Al año siguiente no tuve más remedio que volver a matricularme de las dos asignaturas que me dejé y tres asignaturas de 5º:

  • Diseño asistido por ordenador
  • Ingeniería de la programación
  • Ordenadores analógicos e híbridos (robótica)

Seleccioné las más sencillas de 5º porque las de 4º eran duras y no era cuestión de echarse la soga al cuello. En Arquitectura de computadores tuvimos la suerte de tener a dos profesores excelentes. La asignatura era complicada y con un mal profesor habría sido insufrible. Pero ellos se hacían entender y eso se agradece.

Fue el año de Windows 95 y las grabadoras de CD. Recuerdo que pagábamos por una copia de un CD 5.000 ptas. Las grabadoras valían sobre 80.000 ptas. y funcionaban a la impresionante velocidad de 1x (las actuales lo hacen a 56x como poco). Grabar un CD costaba más de una hora y eran pocos los sitios en los que te hacían copias. Había que pasar por el aro.

Para el último año de carrera me había guardado cinco asignaturas:

  • Compiladores
  • Diseño de sistemas operativos
  • Sistemas de tiempo real y control de procesos
  • Técnicas de representación gráfica
  • Diseño y modelado de ordenadores

Las dos últimas eran sencillas y no supusieron ningún problema. La de sistemas de tiempo real era la continuación de Control de procesos de 3º y, aunque había que dedicarle tiempo, tampoco hubo dificultad en superarla.

Con Compiladores y Diseño de sistemas operativos volví a disfrutar. Con la primera porque le encontraba sentido a lo estudiado en Informática Teórica y, además, porque me creó una base muy fuerte para entender por qué las cosas son como son en los lenguajes de programación y en los programas ejecutables generados por los compiladores.

En Diseño de SS.OO. estudiamos el código fuente de Minix, clon del S.O. UNIX creado con fines didácticos por A.S. Tanenbaum. La considero una de las asignaturas más importantes de la carrera. Y conociéndola puedo valorar mejor a los que se dedican al diseño y mantenimiento de SS.OO.

El año 1998 lo dediqué exclusivamente a la realización del P.F.C. La rama elegida: robótica y el tema, irrecordable: “Generación automática y óptima de triesferas para la planificación de movimientos en sistemas robotizados“. Triesfera Exterior de Mínimo VolúmenConsistía en aplicar una técnica óptima de cálculo para envolver objetos de forma que un supuesto robot pueda esquivarlos en su movimiento. El software lo desarrollé con una versión de Turbo C y está licenciado como software libre bajo la GPL. Actualmente estoy reescribiendo el código para GNU/Linux, bajo una interfaz GTK+ y mejorando la representación gráfica (la original era en 2D) con openGL.

8 comentarios en “2³ años”

  1. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 7.0 en Windows Windows XP

    Espera, espera!
    O sea…vamos a ver. Te matriculas y hay una serie de asignaturas. Y a partir de ahí, cómo sigue? Lo de Cálculos de Sistemas de Interfaz Algorítmicos no lo he pillado bien.

  2. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.5 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Ahora me explico porque siempre tienes el comando necesario en la manga XDDDD, por cierto a ver si añadimos debian a la lista de OS y swiftfox a la de navegadores ;)

  3. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.5 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Añadido Swiftfox. ;)
    Debian ya estaba contemplado. Si lo has usado en algún comentario y no sale es porque no se identifica como “Debian”. :(

  4. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.5 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    mmm, en concreto era una debian lenny, aparece con el linux y el tux generico XD, a todo esto…donde puedo encontrar el codigo fuente de el plugin modificado? :D

  5. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 2.0.0.18 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Es verdad, no me di cuenta.
    Enhorabuena, yo igual tardo mas jeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario: