Game over

Info-bas

Con cuatro años ya de andadura informática, 1986 fue un año especial. La mayoría de mis amigos conocían los microordenadores, por lo menos de vista. No recuerdo exactamente dónde surgió la idea ni a quién se le ocurrió. Quizás, si leen esto, puedan aclarárnoslo. El caso es que un día que me encontraba con dos de mis amigos (ex-compañeros del “cole” desde la E.G.B.): J.M.S.C. y F.M.R.,  me propusieron montar una tienda de informática.

En 1986 había muy pocas en Valencia (muy pocas son 2 ó 3) y en la zona donde yo vivía, un pueblo del extrarradio, ninguna. Era una buena idea y la ocasión propicia. Después de meditarlo durante dos largos minutos, acepté la propuesta. El resto de la tarde-noche la pasamos de brainstorming. Había que buscar un local. Teníamos que calcular la inversión inicial. Hacer un estudio de mercado. Buscar una figura fiscal adecuada. Comprobar los indicadores bursátiles. Contratar diseñadores. Elegir proveedores. Seleccionar una estrategia. Y elegir un nombre para la tienda.

JoystickSiendo sincero, sólo nos surgieron dos ideas: la primera y la última. Había que encontrar un local y ponerle nombre. Lo demás no era importante. Con 23 años lo que te pide el cuerpo es improvisar y aquellos cigarrillos “especiales” ayudaban bastante. Además, teníamos todo lo que necesitábamos. Yo “sabía” informática, J. tenía ideas y F. sabía jugar a los videojuegos.

El nombre de la tienda surgió ese mismo día: “INFO-BAS“. Haced el favor de dejar de reíros y pensad un momento en nombres como “MICROSOFT” o “APPLE”. ¿El nuestro era peor?

Si la memoria no me falla, era verano, el verano del 86. J. trabajaba como dependiente en una tienda de suministros industriales de su tío y F. en un servicio técnico de reparación de TV de su padre. Decidimos que F. podía dejar su trabajo y dedicarse al 100% al nuevo negocio. Tanto J. como yo mantendríamos nuestros trabajos y los compaginaríamos como pudiésemos. J. tenía jornada partida y no podría estar en la tienda hasta las siete de la tarde. Yo tenía un horario variable y tenía bastante tiempo libre.

El local no nos costó mucho encontrarlo. Era una planta baja de unos 80 m2. Tenía una puerta de madera,  pintada de verde, horrorosa y un escaparate de cristal. El interior, diáfano, tenía un váter al fondo a la derecha (¿dónde si no? Los váteres siempre están al fondo a la derecha). Había que hacer reformas. Dividir el local en dos, hacer un despacho, cambiar el techo y el suelo, pintar… El alquiler era barato; no recuerdo el importe pero barato.

Pedimos presupuestos para la reforma. Hicímos números y calculamos la inversión inicial: 600.000 ptas. Ese dinero tenía que dar de sí para TODO: la reforma, el mobiliario, la iluminación y el material para la venta. No sé cómo pero dió de sí. Bueno, sí sé cómo.

De albañilería íbamos justitos. Pero quitar el antiguo techo de escayola fue espectacular. En un día, unas cuantas litronas y otros tantos golpes, el techo cayó y nosotros nos quedamos blancos por el polvo que desprendía la escayola. La destrucción es fácil pero la construcción no, por lo que decidimos que los tabiques, el cambio de suelo y el techo lo contrataríamos a unos profesionales.

Para el mobiliario echamos mano de otro ex-compañero de la E.G.B.: Cabello. Siempre había sido un manitas en las clases de pretecnología y en ese momento estaba trabajando de ebanista. Se lo propusimos y aceptó. Nosotros compramos los materiales siguiendo sus indicaciones y él se encargaba de darle forma. Nos fabricó un pedazo de mostrador que cabíamos los tres dentro y aún quedaba sitio para otros dos; una mesa laaaaaaaarga,  una vitrina y el escaparate. Como era amiguete nos hizo precio de tal. Un chollo.

Para el despacho compramos una mesa con ala, tres sillas y una cajonera. Desde el interior podíamos ver la tienda por una ventanita que tenía cristal espejado.

De la pintura nos encargamos nosotros. Para la tienda elegimos un “bonito” color gris. Ahora me pregunto, recordando el aspecto general que ofrecíamos al público, por qué había gente que decidía entrar.

Faltaba lo más importante en un comercio: los productos. Los gastos de la reforma se nos habían comido gran parte del capital por lo que tuvimos que recortar el presupuesto reservado al material que íbamos a vender pensando que con las ventas recaudaríamos dinero para ir añadiendo cosas al catálogo.

Creo que fue por un anuncio en un periódico de compra-venta como nos enteramos que un tipo de Alcañiz (Teruel) vendía tres Amstrad CPC 464 con monitor de fósforo verde por un módico precio. Quedamos con él por teléfono y nos fuimos los tres con mi coche (234 Km. de ida y otros tantos de vuelta). Con un calor pa’ morirse, dimos unas cuantas vueltas al pueblo hasta que encontramos el sitio. Cargamos los tres aparatos y vuelta a Valencia.Monitor verde

Añadimos al stock unos cuantos juegos, algún que otro joystick y, no recuerdo si fue antes de la inauguración o poco después, un ZX Spectrum y una TV en color de 14″.

Ya lo teníamos todo para poder inaugurar el negocio. Pusimos los tres Amstrad CPC 464 en la laaaaaarga mesa; los juegos, los joysticks y alguna chorrada más los repartimos por la vitrina, el escaparate y el gran mostrador. El Spectrum y la TV en el escaparate encendidos y con un juego cargado.

Abrimos en Octubre (creo) con una gran fiesta de inauguración (bueno, a lo mejor lo estoy magnificando). Como el que iba a estar todo el día era F., se hizo autónomo y los otros dos trabajábamos a la sombra de la legalidad. F. se puso un traje y se dedicó a su nueva profesión. Allí se pasaba los días sentado delante de la mesa larga probando el último videojuego. Eso sí, con su traje. J. y yo nos dedicábamos a contactar con los proveedores buscando nuevos productos y negociando las condiciones.

Poco a poco el negocio se movía y podíamos comprar equipos nuevos que enriquecían nuestra oferta. Pasábamos muchas horas allí. J. seguía aportando ideas para potenciar las ventas y yo continuaba con mi aprendizaje informático. F. seguía batiendo records al “Olympic Games” o matando vietnamitas con el “Comando” y ¡sin que le salpicaran el traje! Era el único que cobraba. Poco, pero cobraba. Al resto nos bastaba con llenarnos de orgullo y satisfacción.

Evidentemente, esta situación no era sostenible y no sé si llegó al año el tiempo que tardamos J. y yo en tomar la decisión. F. no podía seguir con nosotros. Nos dolió mucho, al fin y al cabo era y es un amigo de los de toda la vida. Un día nos reunimos con él para darle la noticia. No creo que le pillara muy de sorpresa porque ya se había llevado más de un aviso. Se lo tomó bien y para nosotros fue un alivio.

Al ser F. la cabeza visible del negocio, tuvimos que replantearnos qué figura tomar y optamos por una S.L. Para que el cambio fuera total, decidimos cambiar el nombre de la empresa. Esta vez le dimos más vueltas que la primera. También intervinieron los “cigarrillos”, indispensables y omnipresentes en cualquier decisión importante.

El nuevo nombre fue…

10 comentarios en “Info-bas”

  1. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 6.0 en Windows Windows 2000

    De toda esta parte sí que fuí partícipe.
    Muchos de los “cigarritos” fueron cosa mía (y sigo dandole vueltas al nombre para la tienda, tarde o temprano acabaré proponiendo uno)

  2. Navegando con Google Chrome Google Chrome 0.2.149.30 en Windows Windows Vista

    Por partes: el nombre, de pena, a no ser que tengas una explicación plausible que me haga cambiar de opinión. Info-bas… La madre que os parió. Sólo espero que en la próxima entrega el nombre de la SL tenga mejor calidad.

    Y te queda explicar por qué F. se tenía que ir a la puta calle. ¿Le pillasteis manía a su traje o qué pasó?

  3. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.3 en Windows Windows XP

    @Pani: Veo que no has hecho caso a la recomendación de pensar un momento en nombres como “MICRO-SOFT” o “APPLE”. Por supuesto abstrayendo el nombre de su contexto. En el primer caso y en España se hubiera llamado ¿”MICROPROG”, “ORDENPROG”, “COMPUPROG”?
    Y si lo has hecho, ¡perfecto! Si no te gusta no pasa nada. A mí tampoco me gusta.

    Pensaba que quedaba claro que los que estábamos por la labor éramos J. y yo. Mientras, F. mataba marcianos. :P

  4. Navegando con Google Chrome Google Chrome 0.2.149.30 en Windows Windows Vista

    Ups! Creo que en mi comentario sobre el nombre se me olvidó algo. Esto: ;)

    Y lo de F., qué quieres que te diga. Si el hombre no tenía faena, es lógico que en las horas muertas se dedicara a matar marcianos. Otra cosa es que, efectivamente, mantener a alguien a sueldo por hacer eso sí parece un gasto bastante superfluo, sí…

    Pero no te enfades conmigo, porfa!!!! :D

  5. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.3 en Windows Windows XP

    Que no me he enfadao hombre de diox!
    Sólo te lo estaba explicando :)

    El nombre de la S.L. era muchisííííísimo mejor. Al tiempo…

  6. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.3 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Joer, a un post por semana y cortito no llega a ná….otra semana mas que se va a convertir en un sinvivir…mire usted.

  7. Navegando con Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.3 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    @meisok: Ten en cuenta que para escribir esto tengo que usar la máquina del tiempo. Y mi memoria es de las que hay que dejar que repose para poder leer la información (creo que es de la de “núcleos de ferrita”) :P

  8. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 6.0 en Windows Windows XP

    Maikel,… ¡ya quisiera yo tener una memoria que se acercara, mínimamente a a la tuya¡. No es la primera vez que tengo que dar la vuelta en la rotonda del polígono, porque me he olvidado de dejar al niño en la escuela, y me lo llevo puesto al trabajo. ¡Para morirse¡

    Un beso

  9. Navegando con Internet Explorer Internet Explorer 6.0 en Windows Windows XP

    virgen del amor hermoso!!! creia que nadie se acordaba de info-bas. acronimo de informatica basica(asignatura de 1 en el poli). por cierto aparte de ideas ya programaba en los superbrain QD y algun wang 2000 (ahi se que comprendi las matrices aunque ya no lo recuerde). por cierto donde, como y cuando surgio la idea yo si lo recuerdo… con una cerveza te refresco la memoria chaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar el formulario: